Saturday, July 26, 2008

Una masa amorfa

-Que precioso ese monstrumental!
-Sí ¿verdad?, lo utilizo siempre que me quedo vacía. A veces suelo mirarme en el espejo, cuando estoy vacía claro está. Es entonces que lo veo: primero lo desconozco totalmente, luego, me familiarizo con él. Una vez que ya estoy familiarizada lo reconozco aun mas, me es familiar pero a la vez muy ajeno. Parece contradictorio, pero esa sensación que verbalmente no encuentra solución, sí la haya en mi interior donde puede convivir pacíficamente esa oposición.
-Asu, ¿pero como lo usas?
-Pues simplemente le pregunto y él me responde. Hay veces en que me da miedo preguntarle, en realidad más miedo me da la forma en que me va responder. Es que a veces suele ser muy cruel, otras muy compasivo. El también es contradictorio, ¿sabes?
- Veo. Como yo.

Tuesday, July 22, 2008

cuento

Hay un desfile de modelos. Primero las modelos salen vistiendo diminutas tangas, sonrien a las cámaras y a los asistentes: caminan felices por la pasarela, llegan hasta el final de ella, se detienen, apoyan una mano en sus caderas, sonrien y regresan. Luego, las mismas modelos, salen nuevamente vestidas a la pasarella con atuendos que cubren mayor porcion de sus cuerpos (ropa veraniega). Se repite el circuito anterior. Sonrien a las cámaras y a los asistentes: caminan felices por la pasarela, llegan hasta el final de ella, se detienen, apoyan una mano en sus caderas, sonrien y regresan. Luego, a una de las modelos se le cae la falda y se queda en tanga (que en poco o nada difiere con el bikini que antes habia vestido): rápidamente trata de cubrir (inútilmente) su trasero con sus manos y sale corriendo de la pasarela.

Labels: